domingo, 21 de diciembre de 2014

Pastel de fusilli!!


Los fusilli, o también llamados “fuchille” o “fussil”, son unas espirales, o tirabuzones de pasta, que suelen tener unos cuatro centímetros de largo, y que se presentan con diversos colores que atienden al tipo de verdura que ha sido usada para su elaboración. Es un tipo de pasta que se presta muy bien para ser acompañada de salsas o para ser usada en ensaladas.

Si quieres aprender a elaborar otras recetas de pasta visita nuestra sección de pasta y pizza, en ella encontrarás sorprendentes recetas como nuestro plato de ñoquis con tomate cherry y albahaca. 


INGREDIENTES [Para 4 personas]:

Aceite de oliva - 3 cucharadas
Berenjena - 1
Cebolla - 1
Ajo - 3 dientes
Champiñón - 250 gramos
Tomate triturado - 1000 gramos
Vino blanco - 125 ml
Caldo de verduras* - 300ml
Fusilli - 300 gramos
Orégano - 1 cucharadita
Bechamel**
Mantequilla - 80 gramos
Harina de trigo - 80 gramos
Leche - 800ml
Nuez moscada - 2 cucharaditas
*Si preparáis vuestro caldo de verduras, un buen caldo casero, potenciaréis el sabor de este rico plato.
** Aprende a elaborar tu propia salsa bechamel leyendo nuestra receta bechamel casera.


ELABORACIÓN DE LA RECETA PASTEL DE FUSILLI

En primer lugar, ponemos, en una olla grande, el tomate triturado, el vino y el caldo vegetal. Mezclamos bien y cocinamos a fuego lento, sin tapar, hasta que la salsa se espese. Es importante no poner la tapa a la olla, ya que eso retardaría el espesado de la salsa. Una vez lista, la reservamos.

En una sartén grande, calentamos el aceite. Mientras se calienta, pelamos y cortamos los ajos en láminas, y pelamos y picamos fina la cebolla. Echamos los ajos a la sartén. Cuando empiezan a coger un poco de color, echamos la cebolla y la freímos hasta que esté tierna.

Mientras freímos la cebolla, pelamos la berenjena y la cortamos en cuadraditos,  seguidamente, los añadimos a la sartén y los freímos hasta que estén ligeramente dorados.

Por último, añadir los champiñones cortados en láminas y proseguimos la cocción  hasta que estén tiernos.

Una vez que tenemos todos los ingredientes cocinados, los mezclamos con la salsa de tomate que tenemos reservada.

Ahora procedemos a preparar la pasta; en un cazo mediano, ponemos agua a hervir con una pizca de sal. Cuando hierva, echamos la pasta y cocinamos a fuego medio hasta que esté lista. Escurrimos la pasta con la ayuda de un colador.

Preparamos la salsa bechamel. Para elaborar tu propia bechamel, lee nuestra receta bechamel casera. Si no tienes tiempo para ello, puedes comprar bechamel ya preparada.

Una vez que tenemos la bechamel, montamos nuestro pastel, para ello; mezclamos la pasta con la mitad de la mezcla de salsa de tomate y verduras y extendemos en una fuente para horno. Cubrimos esta primera capa con el resto de la mezcla de tomate y verduras. Por último, repartimos la bechamel por toda la superficie y espolvoreamos un poco de orégano.

Horneamos a 190ºC durante 40 minutos o hasta que la bechamel se dore ligeramente.


ANOTACIONES Y CONSEJOS

Se puede extender una última capa de queso rallado.

Podemos probar a cambiar el tipo de pasta usada y las verduras. Como siempre, os animamos a que hagáis todos los cambios que se os ocurran, ya que así, experimentando,  daréis con platos sorprendentes.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario