viernes, 2 de enero de 2015

Quema-grasa con agua y limón!

El agua de limón caliente combina poderosos agentes que mejoran las posibilidades de quemar grasa por las mañanas y perder peso.
La potente vitamina C y los antioxidantes del limón hacen una capacidad para mejorar tu digestión.
Por otra parte el agua tibia poco a poco va aumentar el calor corporal, lo que permite un ligero aumento de la termogénesis, el proceso que tu cuerpo utiliza para quemar las calorías de los alimentos que consumes.

También te ayudará con el dolor, la incomodidad e inflamación asociada con el estreñimiento.
Por lo cuál beber una taza de agua tibia con limón por las mañanas, durante un mes, puede alterar radicalmente la experiencia del día y mejorar tu salud digestiva en general.

Para preparar esta bebida utiliza agua potable, caliéntala en la estufa y deja que se enfríe a una temperatura soportable, luego exprime el jugo de un limón entero, y bébela a sorbos con calma para no quemarte.
Es importante que no uses el horno de microondas o el jugo de limón procesado de botella, debido a que perdería sus propiedades.
Recuerda que aunque el agua caliente con limón ayuda a preparar tu cuerpo para bajar de peso, no sustituye a una alimentación balanceada ni al ejercicio.
Lo ideal es que integres esta bebida como hábito de salud diaria que te ayudará a quemar grasas de manera indirecta por sus beneficios para la salud intestinal y digestiva.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario